La web del suelo pélvico

Fortalece tu suelo pélvico

Vamos a tratar de arrojar algo de luz acerca de esta, tan comentada y a la vez tan desconocida, parte de nuestra anatomía. Normalmente nos acordamos de nuestro suelo pélvico cuando necesitamos fortalecerlo.


Aquí vas encontrar información concisa acerca de donde está tu suelo pélvico, como localizarlo fácilmente y su importancia, así como información acerca de cómo fortalecerlo. También mostraremos los trucos para acelerar la forma de fortalecer el suelo pélvico más allá de los ejercicios.

Saltar al contenido principal

Bolas chinas, aparato para mejorar tu salud

En los últimos tiempos se habla mucho de las bolas chinas como juguete sexual. Es curioso, porque su principal uso continua siendo el cuidado de la salud. De hecho, las bolas chinas son el aparato más económico para mejorar el estado de salud del suelo pélvico. Este sencillo artículo te ayudará a fortalecer la musculatura del área de un modo sencillo y efectivo. Salvo que tengas esta zona del cuerpo muy deteriorada, estás ante una solución práctica y de gran efectividad.

Bolas chinas, qué son y cómo se usan.

Las llamadas bolas chinas son un mecanismo para el fortalecimiento del suelo pélvico formado por dos o más bolas unidas por un cordón. Dentro de cada una de estas bolas se encuentra otra interior de menor tamaño. Con el movimiento, la bolita interior, choca contra las paredes de la bola exterior.
Las bolas chinas se deben introducir en la vagina. ¡No te asustes! Es tan sencillo como ponerte un tampón. Aunque su tamaño y forma sea diferente es igual de fácil. El cordón debe quedar libre al igual que el de un tampón, para poder retirarlas cuando desees.
Al hacer tu vida diaria, con cualquier movimiento normal o al caminar, la bolita interior de las bolas chinas choca contra la exterior. Al hacerlo, esta vibra contra las paredes vaginales provocando una contracción involuntaria pero continua de algunos de los músculos que forman parte del suelo pélvico. Y de este modo tan sencillo aumenta la circulación sanguínea, el tono muscular y la lubricación de la zona.
Es una forma muy cómoda de mejorar el estado del suelo pélvico sin necesidad de realizar ejercicios de Kegel. Podríamos decir que es una forma pasiva de hacerlo, ya que realmente una vez introduzcas las bolas chinas en tu vagina no tendrás que preocuparte por ellas. Simplemente llevando tu vida normal ellas estarán trabajando por ti. Contribuirán a evitar problemas como el prolapso o la incontinencia urinaria. Pueden utilizarse incluso durante el embarazo. Y todo de manera cómoda y sencilla.

Consejos para usar bolas chinas.

  • Utiliza las bolas chinas cuando vayas a estar en movimiento. Es necesario para lograr el objetivo de fortalecer el suelo pélvico. Si no te mueves, ellas no ejercen ninguna acción. Así que lo ideal es usarlas durante el día, bien en casa mientras realizas tus tareas cotidianas, bien para salir a la calle.
  • Ten en cuenta la importancia de una higiene adecuada. Lávalas siempre tras su uso como indique su fabricante. Y al ponértelas ten siempre las manos limpias.
  • Las bolas chinas aunque se venden como juguete sexual, raramente causan placer sexual por si solas durante un uso como el que hemos mencionado. De hecho, incluso hay muchas usuarias que ni las notan. Sí te ayudan a fortalecer el suelo pélvico, y entre los beneficios de hacerlo, está el de mejorar algunos aspectos de la vida sexual. Pero es un artículo para cuidar de tu salud, no un juego. Otra cosa es cómo interese a los fabricantes comercializarla.

En qué casos es especialmente interesante o no para la mujer utilizar bolas chinas.

Casos en que está especialmente indicado el uso de bolas chinas.

    • Cuando desean mejorar la capacidad física y el estado de salud del área del suelo pélvico en prevención de problemas causados por su debilidad.
    • Muy especialmente en las etapas de la perimenopausia y postmenopausia y en casos de obesidad para evitar prolapso.
    • Durante el embarazo para evitar la caída del útero, mejorar la fortaleza del área y prevenir situaciones de prolapso.
    • En caso de sufrir alguna de las disfunciones sexuales mejorables gracias a una mejor fortaleza del suelo pélvico.
    • Cuando sienten pereza o desgana para realizar de manera diaria los ejercicios de Kegel.
      Casos en los que no es apropiado utilizar este dispositivo.
  • En casos de un suelo pélvico muy debilitado. Ante una situación así, es recomendable utilizar otras soluciones, como los aparatos de electroestimulación.

Cómo elegir las bolas chinas adecuadas para ti.

Valora su tamaño.

La medida estándar es de 35mm pero existen modelos de menor y mayor tamaño. Lo lógico sería pensar que si nunca hemos usado unas, queremos empezar por las pequeñas, ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que un suelo pélvico no fortalecido no podría sujetarlas y estas no estarían haciendo la labor deseada. Así que lo ideal es comenzar por un tamaño grande. Poco a poco puedes irlo reduciendo a medida que mejore el tono muscular de tu suelo pélvico.
Si no has pasado por ningún embarazo, comienza por el tamaño estándar.

Ten en cuenta su peso.

Lo aconsejable es comenzar por unas bolas de bajo peso. De este modo podrás retenerlas fácilmente y estas harán la labor de terapia requerida. A medida que tu suelo pélvico vaya mejorando su estado deberás pasar a usar bolas chinas más pesadas que te ayuden a fortalecerlo. Una buena opción es optar por kits de varios tamaños y peso. Es una solución económica que te permitirá ir utilizando en cada momento el modelo que más convenga a tu salud.
Durante el embarazo, no escojas de principio unas bolas chinas muy pesadas.

Elige el material adecuado para tus bolas chinas.

Existen bolas chinas fabricadas con diferentes materiales pero actualmente los más habituales y recomendables son la silicona y el ABS/PC de grado médico. Además de su tacto agradable, sonhipoalergénicos y permiten una buena higiene de las mismas. Este es un factor a destacar, ya que las bolas chinas van a permanecer introducidas en la vagina durante su uso. En la medida de lo posible, evita materiales porosos. Incluido el plástico. Es conveniente que el cordón no sea de hilo por idénticos motivos.
Es importante elegir bolas chinas libres de de ftalatos o DEHP free. Evita el uso de materiales que puedan causar irritación.

Las bolas chinas son, pues, un interesante aparato para mejorar tu salud a través del trabajo de tonificación del suelo pélvico. Valora su uso y cuídate con seguridad y eficacia.